5 de enero de 2010

Fuck it.

Llevo conmigo el maldito e inevitable hábito de auto-destruirme cuando todo comienza a salirme mal. Si total ya no tengo nada. Me hacen sentir que todo lo que toco,hago y digo lo contamino.
Y nuevamente acá estoy, sintiéndome tan sola y vulnerable que ésa sensación en el pecho que sentía el verano pasado vuelve a invadirme por las noches, desvelándome y haciendo rebalsar mis ojos en lagrimas sin sentido. Pero ¿qué importa? Ellos parecen no haberse dado cuenta que me desangro por dentro, que estoy acá, sintiéndome más vacía que nunca.
Y están quienes piensan, como yo, que "lo esencial es invisible a los ojos" pero lo cierto es que ya me cansé de ésta invisibilidad, ¿tendré que sacarles los ojos para que puedan al fin ver y entender mi dolor?

Molly

2 comentarios:

Sofii dijo...

Prueba alomejor, así se daran cuenta :|




Osos de colores^^

Lucila dijo...

te entiendo mucho, ojalá que se solucione todo pronto