17 de enero de 2010

Cable a tierra.

Muchos pensaran, tal vez vos inclusive, que nuestro encuentro aquella noche de verano fué pura coincidencia,simple casualidad. Sin embargo, no soy de esas personas que cree en las casualidades, mas bien mantengo la firme idea de que todo tiene un "porque" y que haberte conocido en ese periodo de tiempo en particular fue más causalidad que casualidad. Por algún extraño (y hermoso) motivo relacionado a lo que muchos se atreven a llamar "destino",supongo, llegaste a mi vida en el momento justo y preciso, clave diría yo.
El evento más desafortunado de mi vida había sucedido apenas un mes atrás, mi corazón parecía no latir a ritmo estable, mi cabeza estaba yéndose todo el tiempo, se escapaba, y yo vivía queriendo evadir la realidad a cualquier precio con tal de no volver a sentir esa escalofriante sensación recorriendo todo mi cuerpo. Buscaba todo el tiempo forma alguna de saltearme, evitar, el dolor e imperceptiblemente me encerraba cada vez mas en mi pequeño y solitario mundo. Alejaba a todos porque pensaba, estúpidamente, que nadie podría comprenderme y que sería juzgada por un hecho del cual ni siquiera había sido participe. Días más tarde logré poner mi mente en su lugar, o estabilizarla un poco, y decidí abandonar mi burbuja para hacerle frente a la realidad y ponerle el pecho a la bala. Fue entonces cuando conseguí dejar de aislarme y recuperar aunque sea un pequeño tramo de lo que solía ser mi vida y conocí a alguien con quien hablaba en aquellos días en que mis ojos estaban cansados ya de explotar en lágrimas. Hablábamos por horas sin cansarnos el uno del otro, noches enteras sin dormir compartiendo en pequeñas dosis un poco de cada uno. Efectivamente él no sabía mi historia, aunque sabía que llevaba conmigo un gran dolor, pero aún así hablar con el me dispersaba en las tardes y noches en que no quería pensar más porque sino me reventaba la cabeza contra una pared. Los días siguieron su rumbo y una tarde cualquiera planeamos la posibilidad de toparnos alguna noche de aquellas, aunque por un momento pensé que no sucedería ya que las posibilidades de poder encontrarlo entre toda esa gente eran prácticamente nulas en mi cabeza (aunque anhelaba poder equivocarme). Pero, como quien dice "por esas cosas del destino" concretamos el encuentro. Nos miramos, nos saludamos, charlamos sin cesar y reímos bastante. Al tenerlo frente a mí, debo confesar, no se me cruzó siquiera por un instante en la cabeza que iba a ser él quien, con sus ojos verde cielo y su ternura inagotable, me sacaría a flote luego de tal tempestad.
Y pensar que si no hubiésemos tenido a ésa persona en común quizá nunca nos podríamos haber reconocido, si por algún motivo no te hubiese tenido todo ése tiempo tan cerca mio,acompañándome, escuchándome, sacándome las más lindas sonrisas en medio del torbellino donde nada importó.. ¿sería yo la misma? Si te hubiese conocido en otro tiempo y lugar ¿Hubiésemos sido lo que fuimos? Son preguntas que aveces me hago pero se que no puedo contestarme y tampoco se si quiero hacerlo. Lo que si se, y mantengo, es que llegaste en el momento indicado y me hiciste entender que pase lo que pase siempre hay motivos para sonreír y que, como dice Rod Stewart, "There's a calm before the storm". Realmente considero que fuiste una de las personas que hizo que mi 2009 fuese un año que valiese la pena tener en mis recuerdos. Quizá nunca comprendas lo importante que fue en ésos momentos que me entendieras sin necesidad de pronunciar palabra alguna, tan solo una mirada y sentirte cerca bastaba para sentirme liberada al fin de tantas presiones y pensamientos que contaminaban mi mente, pero yo siempre me voy a acordar de vos y cómo en tan poco tiempo me llenaste de alegría.

Gracias Luciano por haber sido mi cable a tierra.

Your Sweet Caroline

2 comentarios:

I wanna be sedated dijo...

"el más cuerdo es el mas delirante" muy buena frase y muy buena cancion , por algoes dios charly , por lo que escribis y tus gustos me ces bien chabona , un beeeeso buena foto l de arriba :)

Sofii dijo...

Bendita la casualidad, bendita tu suerte.


Osos de colores(L)